¿Te has estudiado todos los conceptos y te sabes la teoría? Llegó el momento de poner todo lo aprendido en la práctica, y no hay forma más ilustrativa que ejemplificar todo lo que explicamos. Si alguno está inmerso en una estrategia de este tipo, le adelanto que le va a interesar, e inspirar, los ejemplos de las empresas que mejor practican el marketing de contenidos.

  1. Red Bull

Cuando hablamos de bebidas energéticas, siempre pensamos en Red Bull o Monster. Sin embargo, Red Bull se ha diferencia hilando conceptos de forma ingeniosa ¿Para qué necesitamos bebidas energéticas? Pues la compañía austríaca pensó que los deportes extremos necesitaban de esa dosis de energía extra. He de decir que Red Bull se marcó un tanto con esa forma de pensar.

Con todo ello, definió su objetivo (la gente enamorada de los deportes extremos), estableció su marketing de contenidos (promocionarse en todos los eventos de deportes extremos) y todos los resultados no tardaron en llegar. Ahora, raramente, no hay un deporte extremo donde Red Bull no tenga un equipo de competición.

  1. GoPro

Seguimos en la misma línea que en el ejemplo anterior, pero no hablemos de deportes, sino de experiencias, que es lo que ofrecía GoPro con sus videocámaras. Esta empresa, gracias a sus cámaras, educó al público mediante la posibilidad de grabar experiencias extremas y guardarlas para la posteridad. Mucha gente que no estaba atraída por este tipo de deporte, vio un par de videos y se apuntó a la moda.

Su público era la gente que hacía deportes extremos y les ofreció la posibilidad de compartir sus experiencias por redes sociales a través de vídeos grabados con sus cámaras. Bajo mi punto de vista, me parece un movimiento empresarial lógico y ganador.

  1. Coca-Cola

La bebida refrescante con más campañas de publicidad de la historia ¿Estamos exagerando? Pues, no lo sé, pero el tema de marketing y publicidad está muy bien gestionado en esta empresa, os lo puedo asegurar. Como de bien estará gestionado que muchos relacionamos el “veranito” con una coca-cola en la mano o, básicamente, la felicidad con beber Coca-Cola.

La campaña de contenidos que le dio un plus a la compañía fue la de introducir nombres en cada lata, de forma que los consumidores consumiesen Coca-Cola con la excusa de buscar su nombre entre las latas. Parece una tontería, pero sólo este tipo de ideas salen bien.